Seleccionar página

El imperio bizantino fue un estado que existió desde la fundación de Constantinopla en el año 324 hasta la conquista otomana en 1453. Fue una continuación del Imperio romano de Oriente y tuvo su centro en la ciudad de Constantinopla (actual Estambul, Turquía), que fue fundada por el emperador Constantino el Grande.

Se caracterizó por su larga duración, su rica cultura y su gran influencia en la historia de Europa y el mundo mediterráneo. El imperio fue gobernado por una sucesión de emperadores, incluyendo a figuras notables como Justiniano I, quien supervisó la compilación de las leyes romanas en el famoso Corpus Juris Civilis, y Basilio II, quien llevó al Imperio bizantino a su apogeo en los siglos X y XI.

El imperio bizantino también fue conocido por su arte y arquitectura, especialmente por los impresionantes mosaicos y frescos que decoraban sus iglesias y palacios.

Además, los bizantinos hicieron importantes contribuciones a la filosofía, la teología, la literatura y la ciencia, y su legado influyó en el Renacimiento italiano y en el pensamiento occidental en general.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola soy Bulut, tu guía en Estambul,
¿cómo puedo ayudarte?